TARDE DE BUENA MÚSICA CON EL CUARTETO DE CUERDAS ALDEBARÁN Y EL GUITARRISTA CARLOS MARTÍN VÁZQUEZ

  • Engalanaron el escenario de los Domingos Familiares en el edificio Alkázar

Jerez, Zac.- El Cuarteto de Cuerdas Aldebarán llenó de armonía la antigua casona conocida como edificio Alkázar, sede del Instituto Jerezano de Cultura (IJC), durante la celebración de los Domingos Familiares, proyecto del Ayuntamiento que encabeza el doctor José Humberto Salazar Contreras.

En un evento auspiciado por el gobierno municipal de Jerez, el Instituto Zacatecano de Cultura (IZC) y el IJC, la agrupación zacatecana presentó su concierto denominado Travesía, en el que sus integrantes, Daniel Alejandro de la Torre Reveles, violín primero, Fabián Rivas de Santiago, violín segundo, Jorge Alberto González Mora en la viola y Nohemí Jiménez en el violonchelo, regalaron 50 minutos de buena música al público que se congregó en este patio típico jerezano y a muchos que lo disfrutaron a través de las redes sociales; como artista invitado, se sumó el guitarrista Carlos Martín Vázquez Díaz.

El programa consistió en la ejecución de las obras La vida no es muy seria en sus cosas, de Óscar Alcalá; Las presencias Número 6 “Jeromita Linares” de Carlos Guastavino y el cierre con el Quinteto en Re Mayor de Luigi Bocherini.

Al realizar la entrega del reconocimiento a los participantes, el director del IJC Víctor Hugo Huízar Iturriaga agradeció la participación y calificó como una magistral presentación con la que engalanaron el escenario de Domingos Familiares; dijo que con esta música clásica y barroca, los asistentes pudieron evocar diferentes atmósferas, como temas de películas. Fue enfático en el profesionalismo mostrado por los cinco músicos provenientes de Zacatecas y Aguascalientes.