Solicita SIMAPAJ de manera respetuosa, sean liberadas sus instalaciones por parte de manifestantes para no afectar a la ciudadanía

  • El gobierno municipal de Humberto Salazar es solidario con la causa de los maestros, sin embargo, la toma de oficinas afecta en la atención oportuna a la ciudadanía.
  • De no ser liberadas traería grandes afectaciones para el pago de electricidad de los pozos.

El Director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Jerez (SIMAPAJ), Marco Antonio Valenzuela Esquivel, solicita de manera respetuosa al gremio de profesores, pensionados y jubilados que se manifiestan, liberen las instalaciones del sistema operativo, de lo contrario esta acción traerá graves consecuencias en el abasto del vital líquido en el municipio.

El Director comentó que, el gobierno del Presidente Municipal, Humberto Salazar, respeta la postura de los manifestantes, sin embargo, esta acción afecta severamente los ingresos del SIMAPAJ puesto que, al estar tomadas las oficinas no hay recaudación y por ende no habrá dinero para pagar el concepto de energía eléctrica que utilizan los pozos que abastecen el cien por ciento de la población de la cabecera municipal.
“Nuestro compromiso es cumplir a la sociedad, con un suministro de agua oportuno, de calidad y cantidad; el sistema sólo cuenta con el ingreso de recaudación por el pago oportuno del servicio, no tenemos subsidios externos. Si no hay ingreso habrá afectaciones graves”, explicó Valenzuela Esquivel.

El funcionario municipal apela a la buena voluntad de los inconformes y espera respuesta positiva, de lo contrario, explicó, se tendrán que tomar medidas al interior del SIMAPAJ para bajar gastos de electricidad, entre ellos el reducir horarios de bombeo en los pozos, con ello disminuirá el gasto a pagar ante la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lamentablemente, esto traerá afectación a la población en general con el suministro del vital líquido.

Agregó que actualmente se tiene un desfase en los ingresos, derivado a una semana que fueron tomadas las oficinas, además que, existe gran preocupación al momento que no se les puede ofrecer servicios que solicitan los usuarios como reparación de fugas de agua, reconexiones, temas de alcantarillado, entre otros.

El aumento en la presión hídrica acarrea graves repercusiones a corto y largo plazo, por eso reiteran su solicitud para la liberación de las instalaciones del SIMAPAJ.

Las autoridades municipales entienden el legítimo derecho a la manifestación, pero piden la comprensión de los manifestantes, ya que el abasto de agua es esencial para absolutamente todos los habitantes del municipio. De la misma forma que respetan su justa lucha laboral, solicitan solidaridad al derecho humano de acceso al agua.