interesantes

Se conectan a radiotelescopios en París y Cracovia

Zacatecas se conecta a radiotelescopios en París y Cracovia
  • David Valls Gabaud abre la puerta de estos observatorios en Europa
  • Se integra Zacatecas a una red mundial de investigación en astronomía

Zacatecas, Zac.- David Valls-Gabaud, director del Observatorio de París, realiza en este estado un viaje de intercambio científico con investigadores zacatecanos y desarrolla un taller para la determinación de la curva de rotación de nuestra galaxia.

En el encuentro participaron alumnas y alumnos de la Unidad Académica de Física de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Zacatecas del Instituto Politécnico Nacional (UPIIZ-IPN).

El taller se llevó a cabo utilizando observaciones, en tiempo real, de dos radiotelescopios, uno en París, Francia, y otro en Cracovia, Polonia.

Primeramente, David Valls participó en la conferencia magistral de la Noche de las Estrellas, que se efectuó el sábado, y esta semana ha trabajado intensamente con astrofísicos zacatecanos y estudiantes.

Esta colaboración es parte de las actividades de investigaciones científicas de una red de grupos de investigación y observatorios astronómicos de varios países.

El taller pretende enseñar a especialistas cómo utilizar los datos que se observan a través de estos radiotelescopios a los que se accede vía digital y mediante un código especial para colaboradores mundiales.

Las actividades se realizaron en el Laboratorio de Súper Cómputo del Centro de Comunicación y Divulgación de Ciencia (CECODIC) del Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología (Cozcyt).

Alejandro González Sánchez, docente de la UAZ, explicó el objetivo de la investigación conjunta, que involucra a zacatecanos y europeos para observar en distintas frecuencias, imágenes de la rotación de nuestra galaxia.

Para de esta manera, determinar la velocidad de rotación de las nubes de partículas y objetos celestes a diferentes distancias del centro de nuestra galaxia.

El resultado más importante es que a distancias muy grandes del centro de la galaxia la curva se aplana, y por medidas indirectas de los efectos esperados de la fuerza de gravitación, evidencias de la existencia de materia oscura.

Si no hubiese materia oscura esa curva tendría que decaer. Eso es indicativo de que hace falta más masa que la que se observa como luminosa en forma de estrellas.

Esta materia no brilla, sólo se detecta por su influencia gravitacional, por ello, se le llama materia oscura.

González Sánchez comentó que en este taller fueron guiados por el doctor Valls-Gabaud, como un antecedente de lo que será el futuro de la astronomía, es decir, realizar observaciones astronómicas, en forma remota con telescopios de otros países.

 

Arriba