Eventos

Presentan la programación del Cervantino 2015

Presentan la programación del Cervantino 2015
  • Este año se espera la participación de 3 mil creadores de 34 países, en 450 actividades artísticas y culturales
  • El Festival contará con la presencia de dos Premios Nobel: el químico Roald Hoffmann y el físico George Fitzgerald Smoot
  • Cervantino para Todos aproximará lo mejor del arte universal a públicos que difícilmente tienen acceso a él
  • Con el programa Más allá de Guanajuato el FIC llegará a todos los estados de la República Mexicana

El Premio Nobel de Química Roald Hofmann compartirá lo mismo sus poemas moleculares que sus polímeros filosóficos, mientras que Rodrigo Quian Quiroga, descubridor de la neurona Jennifer Aniston, explicará cómo halló esta célula encargada de generar recuerdos.

El Nobel de Física George Fitzgerald Smoot, astrónomo a quien observar la luna cuando era niño lo llevó encontrar datos que corroboran la teoría del Big Bang, platicará sobre los ritmos del universo y, paralelamente, Juan Manuel García Ruiz, experto en cristalografía, planteará el debate estético entre Dalí, partidario del mundo mineral dominado por la racionalidad, y García Lorca, amante de la rosa curva.

Estos expertos serán algunos de los protagonistas del Festival Internacional Cervantino (FIC), una de las citas artísticas de mayor vitalidad en el mundo, que este año retoma la idea del conocimiento unificado a partir de su eje temático La ciencia del arte / El arte de la ciencia, con el que propone un juego de espejos entre estos dos universos.

Científicos y creadores pondrán en evidencia que el saber nunca es puro, pues está integrado por la teoría que aporta la ciencia y la intuición que desarrolla el arte. Ejemplo emblemático es la coreógrafa Blanca Li, artista visual multimedia que en su montaje Robot! traslada a escena el complejo vínculo entre el hombre y la máquina mediante el empleo de autómatas en escena, que interpretan instrumentos musicales.

El legendario director de teatro Peter Brook, dedicado durante décadas ha escudriñar la mente y sus arcanos, presenta El valle del asombro, obra que explora la experiencia de un sinestésico, enfermedad que permite escuchar colores, saborear notas musicales, palpar conceptos abstractos y olfatear texturas.

Un concierto de la suite orquestal Los planetas, de Gustav Holst, en la cual el compositor traduce a sonidos el significado astrológico de las esferas que orbitan alrededor del sol, será acompañado por la propuesta escénica y multimedia del astrónomo y fotógrafo experimental José Francisco Salgado: proyectar imágenes reales tomadas por la nasa.

Fuera de la ortodoxia teatral, la compañía Pandur Theaters convierte el escenario en un horno alquímico donde todo lo que entra sufre una transformación. El Fausto que traen al Festival reúne a intérpretes de todo el mundo en un laboratorio multicultural y multilingüe.

Los monólogos científicos del grupo español The Big Van Theory, el estreno en México de la Sinfonía Doctor Atomic, de John Adams, la intervención tecnológica en la propuesta musical de Jaime Oliver la Rosa, así como en la interpretación de piezas clásicas de Iannis Xenakis y Conlon Nancarrow, permitirán observar cómo históricamente creadores e investigadores han hibridado sus lenguajes y métodos.

Transiciones es el segundo eje temático que estimula esta edición del Festival. Con él se hace énfasis en las lecturas que lleva a cabo el arte sobre los procesos acelerados de transformación en ámbitos como las tradiciones, métodos, valores, naturaleza y conocimiento.

El intérprete Salif Keita (Djoliba, 1949), al trastocar las tradiciones de su tierra ante la discriminación por su condición de albino y la negativa a ser cantante dado su noble linaje como heredero del fundador del imperio de Mali, es modelo de ello.

Feral es un espectáculo innovador donde un universo de papel creado por la compañía escocesa Tortoise in a Nutsshell, que combina la manipulación de objetos, paisajes sonoros y tecnología multimedia, en una sorprendente secuencia visual que inspira y enciende los sentidos.

Una inmersión en los procesos sociales de transición la realiza Cheek by Jowl, compañía británica de teatro itinerante que con su Ubú Rey nos deja ver que la monstruosidad asesina, lo mismo que el amor, se siembran en casa.

Montezuma, de Antonio Vivaldi, un drama a la italiana en Tenochtitlan, fue retomado por el musicólogo Federico María Sardelli, quien reconstruyó la pieza y, en 2005, junto con su ensamble Modo Antiquo dio sonido a las notas que permanecieron en silencio por más de 250 años.

La oferta

La excelencia, la innovación y la continuidad siguen siendo las pautas que guían la programación del Festival, que este año se llevará a cabo del 7 al 25 de octubre en Guanajuato. Se espera a más de 3 mil creadores de 34 países, en 450 actividades. Chile, Colombia y Perú, así como el estado de Morelos, son los invitados de honor.

Entre sus participantes se encuentran las agrupaciones francesas Café Zimmermann, experta en la interpretación histórica de la música del siglo xviii, y La Simphonie du Marais, dirigida por el oboísta Hugo Reyne, uno de los grandes promotores de la música barroca en el mundo; el laudista estadounidense Paul O’ Dette; el prodigioso violonchelista holandés Pieter Wispelwey,; elCuarteto Fauré, agrupación alemana de gran prestigio en Europa, así como la germano–japonesa Alice Sara Ott y el luxemburgués Francesco Tristano, quienes desde hace un par de años mantienen una charla musical a dos pianos.

La capacidad persuasiva de la voz se hará presente con el Dresdner Kammerchor, considerado uno de los diez mejores grupos corales; del barítono italiano Furio Zanasi, que lo mismo interpreta música barroca que canción tradicional napolitana; el bajo ruso Ildar Abdrazakov, reconocido como uno de los cantantes favoritos del director Riccardo Muti; Les Talens Lyriques, ensamble francés dirigido por el clavecinista Christophe Rousset, y el Ensamble Modern, uno de los más importantes grupos de música de nuestro tiempo en el mundo.

Cécile McLorin Salvant, joven jazzista cuya personalidad vocal la ha convertido en una estrella de este género, forma parte de la programación de música del mundo. A ella se suma la intérprete portuguesa Teresa Salgueiro, exvocalista del grupo Madredeus; el baterista Antonio Sánchez, mundialmente reconocido tras obtener el Óscar con la música de la película Birdman, y Jeromo Segura, distinguido cantaor, primera figura de los festivales de flamenco en el mundo.

Propuestas vanguardistas de artes escénicas enriquecen la oferta: la Compañía del Cuerpo de Indias, grupo de la institución colombiana El Colegio del Cuerpo, que hace un homenaje al cantautor canadiense Leonard Cohen y al padre del butoh, Kazuo Ohno; así como Candoco Dance Company, proyecto británico que trasciende los tabúes sobre las diferencias al incluir en sus filas a intérpretes con discapacidad.

Proyecto Beethoven y om21

Este año se dará continuidad al Proyecto Beethoven, iniciativa de largo aliento iniciada en 2013 y que permitirá a lo largo de varias emisiones del Festival que el público disfrute la totalidad de las obras del compositor alemán.

Por primera vez en México se pone al alcance de la audiencia todas las sinfonías de este genio, interpretadas con instrumentos de época por la agrupación Anima Eterna, bajo la dirección del experto fortepiano Jos van Immerseel. Para 2016 se planea la interpretación de sus 16 cuartetos de cuerdas.

Promover la escritura de nuevas óperas en México es el objeto de om21, programa que este año presenta La creciente, realizada por la destacada compositora mexicana Georgina Derbez.

Esta pieza, cuyo argumento fue escrito por Paula Markovitch, a partir de la película El Premio, se desarrolla en el contexto de una dictadura militar: una niña de siete años debe guardar un secreto porque de revelarse, pondría en peligro a toda su familia. La dirección escénica estará a cargo de la mexicana Yuriria Fanjul.

Cervantino para todos

El Festival se ve a sí mismo como un instrumento de transformación social capaz de forjar ciudadanos críticos a través de la cultura. Bajo esa perspectiva, desde su cuadragésima primera edición el FIC puso en marcha el programa Cervantino para todos, un intento por acercar lo mejor del arte universal a públicos que de otro modo no tendrían acceso a él.

Este proyecto contempla a su vez siete programas:

Cervantino en tu Comunidad promueve que artistas nacionales e internacionales lleven sus espectáculos a zonas alejadas y desfavorecidas, barrios modelo, escuelas, asilos, reclusorios y hospitales de las ciudades de Guanajuato y León.

Una Comunidad al Cervantino se encarga de que habitantes de poblaciones lejanas de la entidad sean invitados a la ciudad de Guanajuato para presenciar, de manera gratuita, diversas funciones.Formación de Públicos se suma promoviendo que diversos creadores acudan a escuelas públicas para compartir su experiencia creativa.

El disfrute artístico no sólo implica el acceso a los espectáculos, sino que requiere que el espectador posea la información para apreciarla de mejor manera, por ello se impulsaron los Diálogos Cervantinos, pláticas previas y charlas con artistas que proporcionan herramientas para entender de manera reflexiva e informada las propuestas estéticas.

Con el Proyecto Ruelas se establecieron compañías de teatro amateur en comunidades marginales. Este año participan los directores Sara Pinedo, Raquel Araujo, Luis Martín Solís y Aída Andrade, en las mismas poblaciones del año pasado: Pozo Blanco del Capulín, en San José Iturbide; San Juan de Abajo, en León; un barrio modelo en Guanajuato capital y Puerto de Valle, en Salamanca.

Asimismo, se impulsa la Academia Cervantina, espacio dedicado a la formación de jóvenes ejecutantes de música contemporánea, quienes durante casi dos semanas recibirán clases individuales y magistrales, talleres, y ensayos con músicos internacionales.

El séptimo programa está integrado por los Talleres de Formación para Periodista Culturales, con la asesoría de expertos en música, danza y teatro.

Además, el Festival llegará a todo el país gracias a Más allá de Guanajuato, que transmite parte de su programación en pantallas ubicadas en toda la República Mexicana. Sólo en 2014 el FIC llegó a 43 mil 490 personas de 64 ciudades de 29 estados.

Arriba