Elecciones

No a la privatización del agua: Antonio Mejía Haro

No a la privatización del agua: Antonio Mejía Haro

En su gira proselitista por el municipio de Valparaíso, el candidato del PRD-PT Antonio Mejía Haro se reunió con organizaciones de tianguistas, albañiles, jóvenes y campesinos, a quienes les dio a conocer sus propuestas sobre empleo, educación y campo.

En este último tema les dijo a los productores del campo que como diputado federal rechazará la aprobación de la Ley de Aguas Nacionales que los diputados y senadores del PRI y PAN pretenden aprobar después de las elecciones, ya que en las disposiciones del proyecto de dictamen de esta Ley se pretende privatizar el agua, al entregar la administración de este recurso vital a empresas y a particulares, lo que por ende se reflejaría en alza en las tarifas para uso doméstico y se disminuirían los volúmenes de agua para uso agrícola, lo cual afectaría la producción de alimentos y con ello se incrementaría aún más la dependencia agro alimentaria del exterior y se expondría a crisis alimentaria.

Toño Mejía dijo ” el acceso al agua es un derecho humano y no debe ser negocio de empresas privadas”.

El candidato de la Alianza PRD-PT dijo estar de acuerdo en discutir y aprobar reformas a la Ley de Aguas Nacionales, en las cuales se impulsen políticas para la construcción de obras de captación, almacenamiento y uso eficiente del agua, mediante la construcción de grandes presas y sistemas de riego tecnificado por goteo y micro aspersión; para la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales con reuso de las aguas tratadas en la industria y producción de forrajes; para la sustitución de las redes de conducción del agua potable obsoletas y con ello, se abata el desperdicio del 50 % de agua que se pierde por fugas.

Mejía Haro dijo que la disponibilidad de agua per cápita en el país hace tres décadas era de 25 mil metros cúbicos al año, en la actualidad es de sólo 4 mil metros cúbicos, hoy tenemos un 20% de nuestro mantos acuíferos sobre explotados y contaminados. En este momento las guerras son por el petróleo, mañana serán por el agua, por lo que debemos inculcar la cultura del cuidado del agua, abatiendo su desperdicio en los usos agrícola, doméstico e industrial.

Porque el agua es vida, con agua se producen alimentos, mejora la higiene y salud, impulsa la economía, con agua vivimos MEJOR.

Por ello, dijo a los agricultores y ganaderos de Valparaíso que si gestionará su solicitud de construir nuevas presas y sistemas de riego, para lograr el desarrollo de las actividades agropecuarias y para infiltrar agua a nuestros mantos acuíferos.

Arriba