Jerez

Este miércoles premian a los triunfadores de los Séptimos Juegos Florales

La Rosa de Oro de los Juegos Florales Ramón López Velarde

El jurado calificador de los trabajos presentados para participar en el concurso nacional de los Séptimos Juegos Florales “Ramón López Velarde”, luego de leer y analizar cada uno de ellos, deliberó y dictaminó que la rosa dorada y 25 mil pesos en efectivo, corresponden al poemario “Raída que Fuiste Nube” que presentó bajo el seudónimo “Mihbiaraf” el escritor, poeta y periodista zacatecano, Simitrio Quezada Martínez.

De igual manera, estuvieron de acuerdo en calificar la “Antología de Cuentos” que presentó el joven estudiante, Daniel Alvarado de la Torre Tapia, como el merecedor al premio en efectivo de 25 mil pesos y un busto de Ramón López Velarde, en la categoría de narrativa.

El premio especial de diez mil pesos y busto de Ramón López Velarde, correspondió al trabajo presentado por la doctora en Historia, Claudia Serafina Berumen Félix, quien participó con un volumen titulado “Cuentos de la Toma, la Bola y otras cosas”.

En esta ocasión se calificaron 18 trabajos que se recibieron de diferentes entidades del país, como el Estado de México,  Aguascalientes, Querétaro, Sonora, Distrito Federal, Campeche, San Luis Potosí y diversos municipios de Zacatecas.

El jurado, lo presidió el reconocido doctor en filosofía y letras, Veremundo Carrillo Trujillo, así como el maestro Sebastián Preciado Rodríguez, catedrático de la Facultad de Letras de la UAZ, y el periodista cultural y poeta Enrique Salinas Enríquez.

Ellos expresaron que los Juegos Florales han ido evolucionando, y en cada ciclo se encuentran trabajos de muchísima calidad, lo que dificulta determinar quienes merecen ser los triunfadores.

Este miércoles en el Teatro Hinojosa, los triunfadores recibirán sus preseas y el reconocimiento de las autoridades municipales de Jerez.

Cabe mencionar que Simitrio Quezada Martínez, fue quien obtuvo el premio de narrativa en los Primeros Juegos Florales “Ramón López Velarde”, con “La Verdadera Historia de la Livianita”.

Arriba