Jerez

Definitiva la demolición de la glorieta construida por el gobierno estatal

Definitiva la demolición de la glorieta de la muerte
  • Hay dos propuestas de reubicación

Será definitiva la demolición de la glorieta que construyó el gobierno estatal, como un monumento al Centenario de la Toma de Zacatecas, restando únicamente definir entre dos propuestas el lugar donde será reubicada.

José Ángel Flores Gutiérrez, director de Obras y Servicios Públicos, dio a conocer que ya se tienen dos propuestas de los posibles lugares donde sería reubicada la obra, que serán presentadas ante la Sinfra para que valore si cuentan con el recurso suficiente para su reubicación y reconstrucción.

Dichas propuestas contemplan el boulevard principal con salida a la capital Zacatecana, en el intermedio del mismo o  frente a las instalaciones de la feria, y en ambos casos se tendría que reducir las dimensiones de la glorieta en un 50 por ciento, además de tener un diseño más acorde al espacio.

Flores Gutiérrez subrayó que será definitiva la demolición, sea cual sea la decisión que tome la Sinfra, quien no obstante ha mostrado disponibilidad para analizar su reubicación y ha reconocido que está en un mal punto.

Por el momento también se está recolectando la documentación que justificará el por qué se debe quitar dicha obra, que incluye fotografías, levantamientos topográficos y testimonios.

El titular de Obras Públicas, recordó que aún cuando ya se colocó señalética en la obra, debido a esto  pierde su función estética, lo cual la sigue haciendo inviable.

Por tales motivos, Sinfra valorará si dentro de su presupuesto se puede construir en otro lado el monumento, a quien el gobierno municipal ya está por entregarle los proyectos y planos de las propuestas.

Debido a que se atraviesa el periodo vacacional, y personal del gobierno estatal no estará totalmente disponible,  le demolición podría hacerse hasta dentro de un mes.

Flores Gutiérrez aclaró, que este tipo de obras son bienvenidas en el municipio, siempre y cuando no generen riesgos a la ciudadanía jerezana.

Arriba