Reportajes

Hablemos de la basura…

conciencia basura jerez

El camión de la basura toca la campanilla o claxon, nosotros tomamos el bote de basura y salimos corriendo tras él, ésta, es la manera en que los jerezanos nos deshacemos de los desechos diarios.

¿Estaremos realmente conscientes de lo que estamos haciendo?, creo que no, o por lo menos, eso espero. El promedio diario es de un kilo de basura por persona, multipliquémoslo por la cantidad de habitantes en municipio y luego por año, luego por década… y así sucesivamente. Lo preocupante no es esto, ¡sino que la basura nos está sepultando!, nos está enfermando y está haciendo que acabemos con nuestro muy deteriorado planeta.

Es muy poco el material que se recicla, pero el reciclaje en casa es casi nulo, esto sucede principalmente en los basureros de cada ciudad en manos de los empleados de los camiones de basura o de las personas denominadas “recolectores”, y lo que obtienen es principalmente cartón, aluminio, vidrio, plástico, o algún otro tipo de metal.

En muchas otras ciudades de nuestro país, pondré como ejemplo la ciudad de Guadalajara, Jal., en todos los espacios públicos existen tres tipos de botes de basura, donde se deposita la basura orgánica (que es todo desperdicio alimenticio, excepto la carne), la inorgánica (papel, cartón, plástico) y el aluminio y vidrio. Separar de esta manera la basura nos permite aprovechar de una mejor manera los recursos, además de que hace que sea más fácil y eficiente el trabajo de los empleados de este rubro.

En Guadalajara, así como en muchas ciudades de México, la separación de los desechos fue iniciativa del gobierno, quien se ha preocupado por la conservación del medio ambiente y estuvo invitando durante muchos años a la ciudadanía para que lo realizara en casa, cosa que ya se hace por costumbre en casi todos los hogares.

Lamentablemente parece que aquí no les importa, y ni siquiera en los espacios públicos existen este tipo de contenedores, pero creo que no es ninguna excusa, y nosotros como ciudadanos debemos hacer conciencia de la importancia de la separación de la basura y el reciclaje.

Ya ni que decir de las precarias condiciones en las que laboran los empleados de cada uno de los camiones, sin ningún tipo de protección y expuestos día con día a un sinfín de enfermedades como: Infecciones respiratorias, infecciones intestinales, dengue clásico y dengue hemorrágico, otitis media aguda, conjuntivitis clásico hemorrágico, neumonías y bronconeumonías, gripe, intoxicación por plaguicidas, entre otras.

En otros países, como en el caso de Japón, los gases que despiden los desechos orgánicos, son aprovechados de una manera eficiente y se obtienen combustibles muy útiles como el gas metano, además de abonos para las plantas, etc.

¿Sabias que al reciclar una tonelada de papel se salvan 17 Árboles? 22 Millones de Toneladas de papel se tiran en nuestro país cada año, si se reciclaran salvaríamos 33% de le energía para hacerlo y ahorraríamos 28 mil millones de litros de agua. ¿Sabias que reciclando una lata de aluminio, se ahorra suficiente energía. Cómo para hacer funcionar un televisor por 3.5 horas? Éstos son sólo algunos ejemplos, pero sólo estamos hablando de contaminantes sólidos, existen además el ruido, el humo del tabaco y de las industrias, aceites, y un sinfín de desechos que afectan nuestra salud y afectarán aún más la de nuestros hijos.

Sería altamente benéfica una campaña de “un ambiente limpio”, pues además de los árboles y el agua que se rescatarían, respiraríamos un aire más saludable para todos y tendríamos una mejor calidad de vida, ¿o a poco crees que el aumento de enfermedades como las respiratorias, las cardiovasculares o el cáncer, entre muchas otras, son casualidad?

Debemos hacer conciencia de este grave problema y tomar en nuestras manos las acciones necesarias, comenzando por las más básicas como la separación de la basura en nuestro hogar. Después se hará una costumbre y será mucho más sencillo para las personas a las que les toca este duro trabajo.

Hagámoslo por nuestro planeta, por nuestro entorno, por nuestros deportistas, por los niños, por nosotros… por nuestro Jerez. Hoy por ti, mañana por tus hijos.

Carolina Ibarra

Arriba