interesantes

Al grito de guerra, un videojuego “revolucionario”

Al grito de guerra, un videojuego “revolucionario”

Revive las grandes batallas de la Revolución Mexicana con este videojuego independiente y 100% mexicano creado por Máquina Voladora; una de las mejores propuestas del Electronic Game Show 2013.

Este año, los grandes estudios de diseño de videojuegos también ponen toda la carne en el asador para formar parte de los lanzamientos exclusivos para el Xbox One y PlayStation 4, las consolas de próxima generación. Todo sea por una parte de mercado mundial de videojuegos cuyo valor ascendió a más de 66 mil millones de dólares en 2012.

Sin embargo, nuevos peleadores reclaman un lugar en la industria de los videojuegos y en el caso de México, el talento sobra. Prueba de ello es Máquina Voladora, una desarrolladora independiente.

Hace tres años, Guillermo Medina y Felipe Mandujano, amigos de la infancia, decidieron hacer realidad el sueño de cualquier adolescente amante de los videojuegos: hacer su propio juego de video.

Al grito de guerra es un videojuego de disparos en primera –o First Person Shooter (FPS) como les llaman-  multijugador en línea, con un giro muy nacional pues su trama se desarrolla durante la Revolución Mexicana.

Revive la histórica batalla de la toma de Zacatecas por parte de Francisco Villa y sus tropas. // Imagen: Máquina Voladora.

Imagen: Máquina Voladora.Revive la histórica Toma de Zacatecas por parte del general Francisco Villa y sus tropas.

La avanzada revolucionaria… en videojuegos

El estudio Máquina Voladora surgió hace tres años cuando Guillermo Medina y Felipe Mandujano decidieron hacer un videojuego sobre la Revolución Mexicana. Si bien ya eran amigos desde la secundaria, todo comenzó a tomar forma durante la universidad. Felipe, de 26 años y egresado de la carrera de Ingeniería Biónica, comenzó a programar el juego pensado en conjunto con Guillermo, de 27 años y aún estudiante de Ciencias de la Computación, quien durante más de un mes –y a la fecha- investigó los detalles de la época como armamento, ropa, batallas de la Revolución, e incluso viajó a las ciudades para tomar fotografías del lugar en que ocurrieron los enfrentamientos reales.

“A algunos les gusta el animé, los cómics y los videojuegos. Yo soy un nerd de la historia, me gusta mucho y por eso decidí llevarlo a lo que también me gusta, los juegos de video”, cuenta Guillermo.

Más tarde se les uniría Ana Karla de la Rosa, de 26 años y egresada de Ingeniería Cibernética, quien se integró como programadora al equipo de Máquina Voladora.

 

En el campo de batalla (por el financiamiento)

Si bien la primera versión de Al grito de guerra fue lanzada al público en septiembre de 2012 y se puede jugar en modo multijugador en línea, el modo de campaña (la historia) aún está en desarrollo.

El detalle y el acercamiento genera interés en las personas, cuenta Guillermo y explica: “Hemos ido a varias exposiciones de videojuegos y ferias y siempre nuestro stand está lleno. Le gusta mucho a los asistentes que muestran mucho interés en nuestro juego”.

Sin embargo a la hora del presupuesto, la tarea se vuelve poco más difícil que los niveles expertos de Tetris.

Felipe, Ana Karla y Guillermo, las "alas" de Máquina Voladora. // Foto: Animal Político.

Foto: Animal Político.Felipe, Ana Karla y Guillermo, las “alas” de Máquina Voladora.

“Se han acercado algunas empresas para darnos promoción y publicidad e incluso incursionamos en el crowdfunding pero decidimos poner en ‘stand-by’ el desarrollo pues implica dedicarse al 100 por ciento y aún me queda un año de la carrera”, explica Guillermo.

Incluso, cuenta, han tenido acercamientos con dependencias de gobierno local y estatal quienes muestran interés en apoyar el proyecto pero una vez que se dan cuenta que se trata de un videojuego de disparos deciden no apoyarlo.

“Cuando ven que es de balazos ya no quieren ayudar. Si apoyan al cine en el que también hay violencia y disparos, ¿por qué a nosotros no?”, cuestiona Guillermo ante las negativas de la Secretaría de Turismo del DF para formar parte del proyecto y financiar Al grito de guerra.

Uno de los escenarios disponibles es la Plaza Mayor del Distrito Federal, el Zócalo. // Imagen: Máquina Voladora.

Imagen: Máquina Voladora.Uno de los escenarios disponibles es la Plaza Mayor del Distrito Federal, el Zócalo.

Toma tu fusil Máuser

Al grito de guerra destaca por su precisión histórica. Antes de entrar a la batalla –previa descarga que puedes hacer aquí– debes elegir la tropa revolucionaria de la que formarás parte: Ejército Federal, Zapatistas, Villistas o Felicistas (quienes apoyaban a Félix Díaz, sobrino de Porfirio Díaz).

Después debes personalizar tu personaje con el armamento que usará (desde carabinas Máuser o el fusil Mondragón hasta un revólver Colt 45 “Peacemaker”) y modificar su apariencia con ropa de la época.

¿Listo, soldado? Ahora te queda escoger entre los tres escenarios recreados con gran detalle para tomar parte en la Batalla de Cuautla de 1911la Toma de Zacatecas en 1914 o en la escaramuza del Zócalo en 1913. Cada uno de los mapas, a pesar de ser un versión “beta”, es fiel a la distribución y arquitectura real de las ciudades en cuestión.

Por el momento el juego se encuentra sólo en la versión de multijugador en línea y los servidores actualmente albergan hasta 16 jugadores simultáneos. Más adelante esperan añadir el modo de campaña, con la historia de los bando revolucionarios antes mencionados, y la posibilidad de incluir escenarios de estrategia en tiempo real para dotar al juego de un contexto más histórico y didáctico.

Respecto a la jugabilidad, esta es simple e intuitiva. Para cualquiera que haya jugado videojuegos en una computadora será fácil dominar los controles del mouse y teclado, hasta el momento sólo existen versiones para PC y Mac, y los mapas para jugar son grandes y ampliamente detallados. Los movimientos de los personajes son fluidos e interactúan con otros elementos de los escenarios como vehículos y artillería, que también puedes utilizar para combatir.

Si bien los gráficos no son en alta definición, como los juegos de los desarrolladores internacionales, el resultado es excelente por el trabajo de un equipo reducido y con un presupuesto mínimo cuyo diseño comenzó como una afición.

Retirada de las tropas

Así es la batalla de cuatro jóvenes que con sus propios recursos han logrado lo que pocos se han imaginado siquiera, crear un juego de video propio, y con una propuesta que atrapa a amantes de la historia y videojugadores por igual. Al grito de guerra es prueba de que con creatividad y disposición, cualquier objeto puede ser una Máquina Voladora, una de las mejores propuestas del Electronic Game Show 2013 de la ciudad de México.

Si deseas saber más acerca de los proyectos de este joven estudio o quieres descargar Al grito de guerra, no dudes en visitar su sitio web (algritodeguerra.vg), en su cuenta de Facebook (www.facebook.com/MaquinaVoladora) o bien a través de Twitter (@MachinaVoladora)

Fuente: Animal Político

 

Arriba